Sicart Team y GALFER ya trabajan juntos en la nueva temporada 2014

15102013-Sicart_Galfer_1Sicart Team ha alcanzado un acuerdo con GALFER que convierte a esta prestigiosa firma en proveedor oficial del equipo. Gracias a esta colaboración, la empresa catalana proporcionará un sistema de frenado hecho a medida para el buggy de competición que estrenará Gerard Sicart en la temporada 2014.

El acuerdo no se limita a un sólo vehículo, puesto que todos los pilotos que participen dentro de la estructura del Sicart Team se beneficiarán de esta alianza, como es el caso de Rosa Romero, que ya equipará los nuevos componentes de GALFER en su moto en el Merzouga Rally, la semana que viene.

“Este acuerdo es muy importante para el Sicart Team porque permitirá que nuestro coche pueda realizar la frenada correcta y evitará un desgaste excesivo de la mecánica. Gracias a los componentes de freno diseñados específicamente por GALFER, podremos aprovechar más la velocidad y seremos más competitivos la próxima temporada”, explica Gerard Sicart, piloto y máximo responsable del equipo que ya está trabajando en un interesante proyecto para el 2014.

Con estos nuevos componentes personalizados, el Sicart Team incrementará su potencial de cara al campeonato de España de Rallys Todo Terreno 2014 en el que participará por cuarto año consecutivo con un nuevo vehículo.

El estreno de la nueva asociación entre el Sicart Team y GALFER correrá a cargo de Rosa Romero en la próxima edición del Merzouga Rally, que se celebrará del 21 al 26 de octubre en Marruecos. Para la motera del Sicart Team, que esta temporada participa con éxito en el Campeonato de España de Enduro, el raid representará un gran reto personal y un magnífico test de cara a próximos compromisos más ambiciosos.

GALFER es una empresa líder en la fabricación de materiales de fricción y componentes de sistemas de frenado para los sectores de automoción, motociclismo y bicicleta. Su sede central se encuentra en Granollers (Barcelona), muy cerca del Circuit de Barcelona – Catalunya, donde dispone de una moderna factoría de 6.000 metros cuadrados. La firma cuenta con una enorme experiencia labrada con el paso de los años desde su fundación en 1952 y mantiene una estrecha vinculación con el mundo de la competición, el mejor banco de pruebas para los productos de freno que GALFER comercializa posteriormente para el usuario final.