Monzón deja el título a tiro tras vencer el Rally Príncipe de Asturias

El canario, copilotado por José Carlos Déniz en el MINI John Cooper Works WRC, ha dado un paso más, puede que definitivo, en la consecución del Campeonato de España de Rallies de Asfalto al vencer el 50 Rally Príncipe de Asturias. En las tres pruebas que quedan sólo necesitan sumar seis puntos más para lograrlo de manera matemática.

RALLYE PRINCIPE DE ASTURIAS 14 DE SEPTIEMBRE DE 2013El segundo título de campeones de España de rallies de Luis Monzón y José Carlos Déniz está cerca. Los canarios han dado un nuevo zarpazo con el quinto triunfo de la temporada en seis participaciones, un resultado que los deja al borde de la certificación de un campeonato por el que llevan trabajando desde el ya lejano Rally Islas Canarias.

Igual que en Ferrol a finales de agosto, en el 50 Rally Príncipe de Asturias –sexta de las nueve citas del curso– los de MINI acertaron de pleno en su planteamiento conservador. El cambio de escenario y la climatología totalmente impredecible aconsejaban cautela y aunque desde el primer tramo se erigieron en líderes del apartado nacional, las diferencias fueron muy cortas respecto a los gallegos Sergio Vallejo y Diego Vallejo.

La lluvia y la niebla de la tarde, unido a la gran cantidad de abandonos, entre ellos de los dos equipos que siguen a los grancanarios en la provisional del CERA, llevaron a Monzón a no jugársela y ceder el último scratch de la jornada del sábado. El MINI John Cooper Works WRC acabó esa primera etapa con 10,5’’ de diferencia después de la neutralización del TC7.

En la reanudación del Rally Príncipe de Asturias ya durante el domingo, se endurecieron las condiciones climatológicas y, en ese escenario, Monzón y Déniz decidieron arriesgar en el octavo tramo, el de ‘Llamas de Mouro’, y aprovechando todo el potencial de su MINI lograron un nuevo scratch, el más decisivo de toda la carrera. Su ventaja en cabeza se multiplicaba por cinco y tras superar la barrera del minuto en ‘El Reguerón-Adralés-Arayón’ (TC9), a falta de sólo dos especiales llegó el momento de cuidar mecánica y atar el resultado.

Luis Monzón estaba muy feliz de esta quinta victoria del año y la que hace tres en el palmarés de este Rally Príncipe de Asturias. “Ha sido una de esas carreras en la que debes mantener en todo momento la concentración porque era fácil cometer un error y complicarse la vida. Los tramos estaban muy resbaladizos y, tal y como nos planteamos antes de venir aquí, medimos muy bien dónde debíamos arriesgar un poco más una vez nos vimos líderes. Este año está saliendo todo a pedir de boca y eso es gracias a todo el equipo que dirige Pedro Burgo, a Prodrive y al gran coche que es el MINI John Cooper Works WRC que aún me sigue sorprendiendo”.

Respecto a las matemáticas que dicen que con seis puntos más podrán celebrar el título, el de MINI admite, ahora sí, que ese segundo campeonato tras el cosechado en 2001 está al alcance de la mano. Casi rozando los dedos. “Sí, está muy cerca, pero aún nos queda un pasito más. ¿Dónde lo daremos? No lo sé aún. Como dije, es algo que debíamos valorar todo el equipo después del Príncipe de Asturias y lo decidiremos en breve. Ahora hay que celebrar esta victoria en un rally que me trae grandísimos recuerdos”, ha declarado el satauteño.