El ‘Caballero Negro’, a por su segundo podio del año en la Hungarian Baja

  • José Luis Espinosa disputará la cuarta prueba de la Copa del Mundo FIM de Bajas 2013 del 16 al 18 de agosto.
  • El actual campeón del mundo de Bajas de quads llega muy motivado tras su tercer puesto en la Baja Aragón. 

 
1508espinosaJosé Luis Espinosa no hace vacaciones en agosto. El ‘Caballero Negro’ disputará, del 16 al 18, la Hungarian Baja, cuarta prueba puntuable para la Copa del Mundo FIM de Bajas. El piloto madrileño ya ha superado su dolorosa lesión en la mano izquierda y, tras conseguir su primer podio del año en la Baja España Aragón, afronta la segunda mitad de la temporada física y moralmente a tope.

El ‘Caballero Negro’ ha recuperado la sonrisa. Después del accidente sufrido en Rumanía, logró su mejor resultado del año en la prueba de casa y superó con creces su objetivo de no perder terreno respecto al líder del campeonato, Kamil Wisniewski. Es más, gracias a su tercera posición y al abandono del polaco en la carrera de Teruel, Espinosa recortó diferencias y ahora está a sólo 14 puntos del liderato, por lo que recupera opciones de revalidar el título este año.

“Ahora todos hemos fallado una carrera y vuelve a abrirse el mundial. Mantengo mi objetivo inicial de revalidar el título, aunque soy consciente de que llevo el quad más lento y pesado de todos. Aun así, en la Baja España demostré a todo el mundo que el ‘Caballero Negro’ nunca se rinde, tiene la moral a tope y está dispuesto a aprovechar cualquier despiste de los rivales”, afirma el piloto afincado en Arroyomolinos.

La Hungarian Baja constará de casi 600 kilómetros, de los cuales 443 serán cronometrados. La carrera comenzará en la localidad de Pápa el viernes 16 por la tarde con la disputa de una prólogo de 7,5 kilómetros que servirá para establecer el orden de salida del día siguiente. El sábado, los corredores darán dos pasadas a un tramo de 120 kilómetros y el domingo, otras dos a una especial de 98 kilómetros.

“El año pasado se me dio muy bien esta prueba y acabé segundo. Sé que han cambiado los tramos, aunque confío que sean y técnicos porque eso favorece a mi quad de tracción 4X4. Cuanto más dura sea la carrera, mejor para mí y aunque mi objetivo es el podio, si puedo acabar primero lo haré. Ya tengo la mano bien cicatrizada y estoy con unas ganas tremendas de correr otra vez sin dolor”, sentencia José Luis Espinosa.

Para tratar de evitar que se repitan los reventones que le perjudicaron en la Baja Aragón, Espinosa introducirá modificaciones en su quad Can-Am Renegade 4×4. Además, el ‘Caballero Negro’ estrenará casco HJC, tras haber alcanzado un acuerdo hasta final de temporada con la prestigiosa marca estadounidense.

La Hungarian Baja servirá para cruzar el ecuador de la Copa del Mundo FIM de Bajas, a la que todavía le quedarán dos citas más antes de acabar el año a disputar a mediados de octubre en Marruecos y a principios de noviembre en Portugal.