Objetivo cumplido: Santiago de Chile, por Julián Villarubia

200113_julian-villarrubia¡Por fin! El camino ha sido largo, duro y al más estilo DAKAR, pero he llegado a la meta, he completado la carrera más dura del mundo. Me siento feliz.

Esta mañana era un manojo de nervios. Me quedaba completar dos especiales para cumplir una vez más el sueño del DAKAR. Según me estaba vistiendo de romano y me ponía el casco, los nervios iban disminuyendo.  Me estaba acercando cada minuto a la meta.

No iba a ser nada fácil ya que de las dos especiales la primera era de mucha navegación y tenía que llevar a Rafal hasta el final en el menor tiempo posible porque sus rivales le recortaban mucha distancia y podía perder el pódium. Por lo que comenzábamos sin presiones casi.

He salido rapidísimo ya que era el último día y no me preocupaba conservar la mecánica mucho. Conseguí adelantar a 20 participantes sin problemas y por fin me topé con Rafal. Me puse delante y fuimos con bastante ritmo para llegar al final de esta especial. En uno de los saltos del final, he caído mal y la moto se averió por un momento pero la conseguí arrancar y terminamos la especial. Durante el enlace no tuve problemas y mira que era largo…

Comenzamos la segunda y a priori corta km y según hago tan solo 2 mi moto dejó de vivir… “¡No me lo puedo creer! Me quedo a escasos km de completar el sueño del dakar…”  Me inundé de tristeza y un millón más de sentimientos… Todo el trabajo de estos días y pensaba que se iba al traste… Una vez más la suerte y el compañerismo me llegó, esta vez de la mano de Paco Martinez que no dudó en parar, sacar una eslinga y remolcarme durante 18 km hasta el final de la especial y los 180 de enlace hasta el parque cerrado.

¡Por fin en Santiago! ¡Hemos llegado chicos, objetivo cumplido! Después de más de 55 horas, que se dice pronto, sobre mi Yamaha con el dorsal #196, he quedado en la posición 65 de la general. Y hemos conseguido que Rafal Sonik se quede en tercera posición de pódium en su quad.

Ambos estamos muy satisfechos por haber llegado hasta aquí. Ahora toca pensar en el proyecto del año que viene. Y ya os contaré mi calendario particular.

¡Gracias a todos! Solo os puedo decir esto. Os he sentido a todos y cada uno de vosotros y hemos llegado hasta aquí juntos. ¡Gracias por estar ahí!