Laia Sanz, ‘Reina del Dakar’ por tercer año consecutivo

  • La piloto de KH-7 ha completado su tercera participación en el rally y ya acumula tres victorias consecutivas en el apartado de féminas.
  • Laia es la única mujer en motos que ha conseguido llegar a la meta en una prueba que sólo ha terminada otra mujer, en la categoría de quads.
  • En la clasificación general ha finalizado en 93ª posición, tras los problemas que la retrasaron en la novena etapa. Su mejor resultado fue un excepcional 13º puesto en la octava especial.

0201laiaTres de tres para Laia Sanz. La piloto de KH-7 ha vuelto a demostrar su valía al finalizar por tercera vez consecutiva el rally más duro del mundo y conquistar su tercera victoria en el apartado de féminas. El triunfo de la piloto española llega tras un exitoso 2012 en el que logró su primer título del mundo de enduro y el duodécimo en el mundial de trial, cifras que conforman el palmarés más laureado de una mujer en toda la historia de las competiciones del motor.

La de Corbera de Llobregat ha sido la única mujer que ha terminado la prueba en la categoría de motos de un Rally Dakar 2013 en el que sólo ha conseguido finalizar otra mujer, la piloto italiana de quads Camelia Liparoti.

Parecía imposible hace tan sólo cinco días cuando todo apuntaba a un abandono por un problema mecánico en la novena etapa. Laia Sanz se quedó sin motor y tuvo que ser remolcada con una eslinga por su mochilero en el equipo Gas Gas Miguel Puertas durante ¡más de 400 kilómetros! La travesía acabó de madrugada y en su transcurso Laia sufrió varías caídas. Sin tiempo apenas para dormir una hora y media, y para que sus mecánicos sustituyeran el propulsor, la piloto catalana volvió a saltar a la pista para disputar una siguiente etapa que tampoco estuvo exenta de problemas para ella.

Desde entonces, la pluricampeona arrastró un gran cansancio hasta el final, aunque eso no la privó de impresionar a todo el mundo por su capacidad de resistencia física, y sobre todo mental. Sólo un día después, fue capaz de sobreponerse a los problemas y marcar un 25º puesto scratch en la undécima especial del rally, tras salir en el puesto 125 y remontar 100 posiciones.

No fue el único resultado excepcional de la piloto de KH-7. En la octava etapa consiguió una espectacular 13ª posición, aunque en los registros de ASO (la empresa organizadora del Dakar) constará para la posteridad como 12ª, debido a que Cyril Despres fue penalizado con 15 minutos por cambiar el motor de su moto.

En la decimocuarta y última etapa Laia ha terminado 56ª, mientras que en la clasificación final del rally ha sido 93ª, con un tiempo de carrera total de 61h 48’59”, que incluyen 3 horas y 15 minutos de penalizaciones.

1201laiaDeclaraciones Laia Sanz: “Estoy muy contenta por haber acabado los tres Dakar que he disputado, que es algo muy difícil y no hay mucha gente que pueda decirlo. Vuelvo a casa satisfecha porque creo que lo he hecho muy bien, con una primera semana perfecta”.

“Mi objetivo este año era acabar entre los 30 primeros. No lo he conseguido por el problema que tuve en la novena etapa, pero me siento muy orgullosa. Creo que he pilotado y navegado muy bien, no he cometido errores en toda la carrera. Y estoy muy contenta del trabajo que ha hecho todo el equipo y por el rendimiento de la moto. Podría haber acabado entre el 20 y el 25, pero en esta prueba a todo el mundo le suceden cosas, así que para el próximo año hay que intentar no tener ningún contratiempo grave y seguir haciendo bien el trabajo”.

“Éste era el primer raid que hacía desde el Dakar del año pasado, con una moto nueva y pocos entrenamientos. En el Dakar ahora hay 30 pilotos de mucho nivel y más estructuras oficiales que cuando debuté, así que si pudiera entrenar raids durante la temporada estoy convencida que aún podría hacerlo mejor”.

“El primer año acabé muy cansada también, pero esta vez el cansancio ha sido más psicológico, porque cuando pasas una noche sin dormir en el Dakar, lo pagas muy caro el resto de días y lo arrastras hasta el final. Suerte que hoy era el último día porque he acabado destrozada”.