Laia Sanz no se conforma con ser la mejor mujer en el Dakar 2013

2712laiaAdemás de perseguir su tercera victoria consecutiva en el trofeo de féminas quiere mejorar la 39ª posición de la general conseguida los dos años anteriores.

La 12 veces campeona del mundo de trial y una de enduro pilotará la nueva Gas Gas oficial y tendrá a Miguel Puertas como mochilero. La piloto de KH-7 llega algo corta de preparación tras sufrir dos lesiones importantes durante la temporada que le han obligado a estar cinco meses parada.

Laia Sanz afronta el Dakar 2013 después de una temporada histórica, en la que ha conquistado su 12º título mundial de trial y su primero de enduro. No le ha resultado nada fácil, ya que por el camino ha sufrido dos lesiones importantes, una en la rodilla y otra en el pie que le obligó a pasar por el quirófano. Aun así, la piloto de KH-7 afronta su tercer asalto al Dakar con un triple objetivo: llegar a la meta de Santiago de Chile, ser la primera mujer y meterse entre los 30 primeros de la general.

Tanto en su debut en 2011 como en 2012, Laia consiguió una formidable victoria en la categoría femenina y una meritoria 39ª posición absoluta. De cara a esta nueva edición, se siente más madura y preparada para aspirar a más. “Tengo la misma ilusión del primer año pero menos inquietud porque ya sé a lo que me enfrento. Me gustaría hacer un buen papel y, si la mecánica y las caídas me respetan, estar más arriba en la clasificación general que los dos años anteriores”, afirma.

La gran incógnita es saber si las dos graves lesiones sufridas durante la temporada le acabarán pasando factura ante las condiciones tan extremas a las que se someterá durante las interminables etapas del Dakar.

“Tengo la conciencia muy tranquila de haber hecho bien el trabajo en este final de año. Es cierto que he estado cinco meses parada por culpa de un problema en la rodilla y por mi lesión en el dedo del pie, pero desde entonces he trabajado muy duro y he aprovechado el tiempo al máximo. Para mí, éste es el comienzo de una nueva temporada”, asegura esperanzada.

Laia estrenará moto en esta edición, una Gas Gas EC 450 Raid. “Hemos tenido poco tiempo para prepararla, pero llegamos en un punto óptimo y espero que todo funcione bien. De todas formas, los primeros días me los tomaré con más calma de lo normal, consciente de que al final no está delante quien más corre, sino quien menos problemas tiene y menos fallos comete”, sentencia.

Otra gran novedad para la piloto de Corbera de Llobregat será el cambio de mochilero. Miguel Puertas se encargará de asistir a Laia durante la carrera, en lugar de Marc Guasch.

Pese a contar con un mochilero, Laia asegura que este año tiene la firme intención de “rodar sola desde el principio para ir superándome día a día camino hacia la meta de Santiago de Chile”. De hecho, en su primer Dakar rodó la mayor parte del tiempo sola y en la última edición tuvo que completar el Dakar en solitario desde la novena etapa, cuando Guasch sufrió un aparatoso accidente que le obligó a abandonar.

Laia Sanz volará el 1 de enero desde Barcelona hacia Lima, donde tiene previsto pasar las verificaciones el día 3 de enero. El Dakar 2013 arrancará el próximo día 5 en la capital de Perú y finalizará el día 20 en Santiago de Chile, tras 14 duras etapas con cerca de 9.000 kilómetros.