XIV Rallye Dijous Bo: Podio inesperado

Un total de 44 equipos de competición y 5 de regularidad formaban la lista de inscritos del XIV Rally Dijous Bo. La prueba se vio complicada por la lluvia que dejó los tramos en condiciones muy delicadas. Así las salidas de carretera y las roturas estuvieron a la orden del día. Los favoritos no tuvieron su día y uno a uno fueron cayendo por diversos motivos que propiciaron que la victoria pasará a manos del equipo local formado por José Miguel Álvarez-Esteve Alcina, les acompañaron en el cajón Antoni M. Ordinas-Mateu Tomas y Lluc Laville-Jaume Llinás formando un podio totalmente inesperado, pero que da una nueva nota de color al regional de rallyes.

 

El rally comenzaba con el scratch de Lorenzo Andreu-Pedro Soler en Campanet mientras que a poca distancia se situaban Toni Marc Ordinas (Peugeot 205), Dani Lozano (Seat Ibiza KC) y  José Martorell (Citroen Saxo KC) y Jaime Riera (Renault Clio) que marcaban el mismo crono. En Pollença-Lluc las cosas cambiaban y asistimos al mano a mano entre Martorell y Lozano separados por tan solo tres segundos por delante de Ordinas y un Andreu. Dani Lozano, Toni Marc Ordinas y Lorenzo Andreu volvían a copar las primeras plazas en la segunda pasada por Campanet, mientras que José Martorell perdía más de tres minutos debido a un pinchazo.

Destacables los cronos de Rafa Binimelis, Tomeu Pons y José Miguel Álvarez que pugnaban por las posiciones de scratch. Dani Lozano volvía a marcar el scratch en Pollença aunque se veía obligado a abandonar en el siguiente tramo por rotura de motor. A estas alturas del rally muchas eran las bajas y a la del líder se unían David Sánchez (Clio Williams), Miguel Ángel Roldán (Peugeot 309) y Toni Amer (Citroen Saxo) por salidas de carretera destacando los vuelcos de los dos últimos. Jaime Riera, Carlos Pérez y Pedro Roig también abandonaban por avería mecánica. Los incidentes y penalizaciones hacían que la primera sección acabara con Rafa Binimelis, Toni Marc Ordinas, Tomeu Pons y José Miguel Álvarez instalados en las primeras plazas en una cerrada lucha por la victoria.

La segunda sección comenzaba con el ataque de José Miguel Álvarez-Esteban Alcina que marcaban los dos primeros scratch con una importante diferencia sobre sus rivales. José Martorell volvía a pinchar en Lluc-Cúber perdiendo otros ocho minutos con respecto a la cabeza. La batalla por el scratch era más abierta que nunca destacando los cronos de Oscar Férnández-Victoria Cifre marcó un cuarto scratch en el primer Puigmajor aunque acabaría volcando en la segunda bajada.

También sorprendían los registros de Jordi Santandreu, Lluc Laville, Alberto Caracuel o Nadal Galiana. En el segundo Lluc-Cúber se producía la sorpresa ante el abandono de Rafa Binimelis-Xavi Verd por rotura de motor, algo que también les ocurría a Sión Verger-Jaume Barceló y Jaume Comás-Miguel A. Oliver que estaban teniendo una buena actuación en su segunda carrera con el Mitsubishi. Los dos últimos tramos eran para José Martorell, mientras que Álvarez daba cuenta de Toni Marc Ordinas y pasaba a liderar la carrera.

Puestas así las cosas la victoria iba a manos del equipo local formado por José Miguel Álvarez-Esteve Alcina a los mandos de su Citroen Saxo que mantuvieron una dura pugna con Antoni M. Ordinas-Mateu Tomas (Peugeot 205 GTI) y Rafael Binimelis-Xavi Verd, si bien éstos últimos también debían abandonar en el último tramo ante la rotura de motor de su Renault Clio. Esto hacía que la tercera plaza pasara a manos de Lluc Laville-Jaume Llinás y su espectacular GT Turbo, tras una bonita lucha con Juan A. Amengual, acabando separados por nueve segundos. Más cerrada fue la lucha por la quinta plaza donde Nadal Galiana (Ford Escort) y Juan Aguiló (BMW) acababan separados por tan solo un segundo. Prueba de la dureza de la carrera es que tan solo 22 equipos de los 44 salidos lograban llegar al parque cerrado de la plaza del Bestiar de Inca.

En el apartado de regularidad la victoria sería finalmente para el Seat 1430 de Pedro Pericás-Sebastián Aguilar, mientras que Antonio Barceló-Juan Verger acababan segundos a muy poca distancia. por su parte Miguel Ángel Verger (Volkswagen Golf), Antonio Vilches (Porsche 924) y Juan Valverde (VW Sirocco) serían finalmente excluidos de la prueba inquera.

Una vez más el Rallye Dijous Bo se ha msotrado como una de las pruebas más duras del certamen balear, tanto por su recorrido, como por las imprevisibles condiciones meteorologicas, que sin dudan hacen de él una de las citas que más aficionados reune, tal vez por esa relación amor-odio al haber siempre tantas bajas a medida que transcurre la competición.

A falta de tan solo el Rallysprint Conservas Rosselló, previsto para el 24 de noviembre Lorenzo Andreu y su Peugeot 306 siguen al frente de la clasificación provisional del Campeonato de Baleares de Rallyes, y de no ocurrir nada extraño deberían coronarse en la cita de Llubí.

Créditos fotos: Ferbis Press