Guerlain Chicherit: ¡Después del desierto, que lleguen las dunas!

Después de un accidente durante el día de descanso del Dakar 2011, Guerlain Chicherit perdió su volante en X-Raid, luego vivió un cruce del desierto durante un gran año. Pero la propuesta de Philippe Gache podría relanzar la carrera del ex campeón del mundo de ski extremo en el Dakar.

En Arica, Chile, el nuevo Mini que en enero de 20111 se le había confiado a Guerlain Chicherit necesitaba unos ajustes y todo se terminó con su abandono en pleno día de descanso. Inmediatamente X-Raid impuso su sanción y el corredor la aceptó. “Cuando hacemos tonterías, hay que asumirlas. Y entiendo muy bien por qué no me quisieron, recuerda Chicherit sin resentimientos. Tuvo luego que enfrentar un periodo muy delicado. Cuando estamos en un espiral negativo, todo va en el mismo sentido. Pero al final di pelea porque no tenía ganas de hundirme y porque considero que sigo siendo un buen piloto”.

Además de los asociados que continuaron apoyándolo (Chicherit sigue siendo embajador del Mini y se lanza ahora en la producción de videos sensacionales), es también la opinión de Philippe Gache, que recurrió al “olvidado” al momento de elegir su piloto de punta para la edición 2013: “Tengo que reconocer que después de haber corrido para X-Raid, había subestimado un poco al Team SMG. Pero cuando fui a hacer los primeros ensayos del buggy en Marruecos, aluciné, se entusiasma Guerlain, totalmente conquistado por la máquina con la que correrá. Es un verdadero auto de off-road que corre muy rápido en terrenos quebradizos. Estoy seguro que está totalmente adaptado a mi pilotaje y que habrá espectáculo”. Se habrán dado cuenta que en sus planes están las imágenes fuertes y las sensaciones. Pero para él, que en la edición 2010 terminó en el 5° lugar en la general, la idea de pelear con los Toyota… y los Mini no es lejana: “Es muy difícil decirlo ya que realmente no tenemos referencias en competición y no sé exactamente cómo evolucionó el Mini pero creo que tenemos medios para defendernos ¡y caldearemos el ambiente!”.