DAKAR 2013: Una nueva situación

Rumbo al sur para el Dakar 2013, cuyo recorrido prevé un nuevo orden de las dificultades, de Lima a Santiago, entre el 5 y el 20 de enero próximos. La publicación de la lista de inscritos anuncia también una nueva situación en la batalla por los títulos: la llegada de Honda como constructor oficial en motos para rivalizar con KTM, el regreso de Carlos Sainz como compañero de equipo de Nasser Al Attiyah con la esperanza de competir con el trío de punta de Mini dirigido por Stéphane Peterhansel…¡Todo está abierto!

Cambio de eje y cambio de referencias. Con la partida por primera vez en Lima el 5 de enero próximo en las costas del Pacífico, en su edición n° 35, el Dakar tomará una trayectoria norte-sur que guió durante mucho tiempo otros itinerarios, pero que sigue siendo inédita desde la llegada de la competencia a América del Sur en el 2009. Esta nueva orientación se acompaña de una innovación deportiva posible gracias a la geografía de Perú: los pilotos y los equipos enfrentarán las dunas desde los primeros días de la carrera. La primera secuencia de desierto continuará en Chile, luego tras el cruce de la Cordillera de los Andes se probará la resistencia de los competidores en las etapas argentinas tan exigentes como suntuosas. San Miguel de Tucumán marcará el descanso después de ocho días de carrera y dará la largada de la etapa más larga del rally, justo antes de un tríptico arenoso con las dunas de Fiambalá y de Copiapó. Será suficiente para efectuar una última selección y provocar repercusiones, antes de homenajear a los héroes en Santiago el 20 de enero.

Los trofeos en el podio de llegada instalado frente al Palacio de la Moneda son para una minoría entre los pilotos de los 459 vehículos que se esperan en la largada, y representan una cantidad record de 53 naciones. Pero la lista de pretendientes se amplió en todas las categorías desde el mes de enero pasado. En moto, la supremacía a largo plazo del dúo formado por Cyril Despres y Marc Coma en KTM podría cuestionarse por la formación de una escudería oficial Honda, que enroló a Helder Rodrigues, 3° en las últimas dos ediciones. Las ambiciones también son muy elevadas del lado de Husqvarna, con los españoles Joan Barreda y Jordi Viladoms, asociados a Paulo Gonçalves. Y Yamaha, que atrajo a Frans Verhoeven además de Olivier Pain y David Casteu, se alegra también del regreso de su capitán histórico, David Frétigné.

Sin embargo, en auto el nivel es más delicado para establecer. Si el team X-Raid, que el año pasado llegó con éxito con el Mini de Stéphane Peterhansel sigue alineando un equipo dinámico con Nani Roma y Krzysztof Holowczyc, los cambios reglamentarios realizados podrían cambiar la situación. Nadie sabe si por ejemplo subsiste una diferencia de resultados con los prometedores Toyota de Giniel De Villiers y de Lucio Alvarez, respectivamente 3° y 5° en el 2012. El misterio es aún opaco en el potencial del buggy diseñado en Estados Unidos por y para Nasser Al Attiyah, que cuenta con un doble efecto sorpresa al invitar a Carlos Sainz, su hermano enemigo de la época Volkswagen, a unirse a su equipo. En cuanto a los resucitados, Guerlain Chicherit ocupa un buggy SMG y cuenta también con mezclarse a la batalla. Algunos frustrados de alto vuelo del año pasado, como Guilherme Spinelli (Mitsubishi), Christian Lavieille (Dessoude) o Matthias Kahle (Proto Mercedes) disputarán también los lugares de honor.

En camión, los Iveco del Team De Rooy infligieron a los Kamaz su primera cachetada desde el 2007 y buscan capitalizar su éxito, con el poseedor del título Gerard De Rooy, su primo Hans Stacey o incluso el italiano Miki Biasion. Ales Loprais podría jugar de árbitro si pone fin a una larga serie de abandonos al volante de su Tatra, capaz por intermitencia de aventajar a Eduard Nikolaev y su equipo ruso. En la carrera de quads, la familia Patronelli sólo tiene una carta para jugar, la de Marcos, para luchar contra los otros 38 pilotos inscritos. ¡El  número de quads inscritos es el segundo record batido ya por el Dakar 2013!